domingo, 3 de junio de 2007

Singapore Sling

Aloha!

Cuando estuvimos en Madrid, Shag nos recomendó un cóctel en particular de su libro (junto a Adam Rocke) Tiki Drinks: el Singapore Sling.



Aparentemente, el Singapore Sling fue creado en el Hotel Raffles, en Singapur, por Ngiam Tong Boon alrededor de 1915. La receta original no se conoce, simplemente fue olvidada. Desde entonces, un montón de reputados barmen han intentado reproducir la fórmula original, con grandes variaciones entre las diversas recetas. Y si uno peregrina actualmente al Raffles y se pide un Sling, contemplará horrorizado cómo se lo sirven de una jarra ya mezclada. Pero bueno, la receta de la que presume es la siguiente:

- 1 oz de Gin
- 1/2 de Cherry Brandy
- 4 oz de zumo de piña
- 1/2 de zumo de lima
- 1/4 de Cointreau
- 1/4 de Dom Benedictine
- 1/4 de Granadina
- Un golpe de Angostura

Adornar con una rodaja de piña y una guinda.

A ver, el problema de la credibilidad de esta receta como la original es que no se conoce. De alguna manera, Ngiam se lo llevó a la tumba. Fue en los 70 cuando en el Raffles intentaron recuperar la receta en base a testimonios de antiguos empleados del bar y de familiares del creador original, pero todo son hipótesis.



Trader Vic ya en 1939 anunciaba su restaurante en Oakland, y en su lista de bebidas aparecía un Raffles Bar Sling de Singapur. Y ya sabemos que para Vic las recetas originales eran importantes, con lo que podemos tener en cuenta la que aparece en su libro Trader Vic Bartender's Guide de 1948:

- 1 oz Gin
- 1 oz Cherry Brandy
- 1 oz Benedictine
- Soda

Agitar con hielo picado, servir en un vaso con mucho hielo y llenar el vaso con soda fría. Decorar con piel de lima.

No estoy diciendo que una receta sea mejor que otra, simplemente son diferentes. Probadlas y la buena es la que más os guste. En realidad, la de Adam Rocke que aparece en el libro que hemos mencionado, no es ninguna de estas dos:

- 1 oz Gin
- 2 oz Sour mix
- 1/2 oz Granadina
- Un golpe de Cherry Brandy
- Soda

En una coctelera con hielo, agitar el gin, el sour mix (ya os explicaré lo que es) y la granadina. Servir en un vaso con hielo y llenar con soda. Flotar el Cherry Brandy.

No he probado las otras recetas, pero este está buenísimo, en serio. Por cierto, desde Bastardo Saffrin os recomendamos usar ingredientes de calidad. No compréis la ginebra de cuatro euros, porque os va a salir un brebaje infumable. No sirve "hombre, como es para cócteles da igual". En este caso usamos ginebra Bombay Sapphire, que es la más cara que encontramos, y Bols Cherry Brandy, no el licor de cerezas de la cesta de ofertas de la bodega. Comprar botellas baratas está bien para las fiestas de borrachos en Nochevieja, pero amigos, si lo que queréis es un buen cóctel en casa, gastaros la pasta, que vale la pena.

Volviendo al Singapore, hay una cierta polémica (un poco freak, pero bueno) sobre si es una bebida tiki o no. Hay quien dice que es un cóctel pre-tiki, ya que es anterior a Don the Beachcomber y Trader Vic. Hay quien dice, en cambio, que la combinación de destilados, frutas ácidas y dulces y su presentación son totalmente tiki independientemente de cuándo estén inventadas. Mi opinión es que, teniendo en cuenta que la receta original es desconocida para nosotros y lo que tenemos son reinterpretaciones posteriores a DB y TV, podemos considerarla una bebida tiki.

Pues hala, a disfrutar de la vida.

Besos,

Mr. Ivan