viernes, 19 de octubre de 2007

Tiki Farm

Hola amigos y amigas!

Hablemos de mugs. Hemos de ser conscientes de que el pop polinesio (hacía mucho que no escribía esta expresión) está en un buen momento, al menos si lo comparamos con los años decadentes de los 80. Eso implica muchas cosas, entre otras que haya que generar nuevo material para abastecer las necesidades del mercado tiki. No nos podemos poner camisas de hibiscos de los 50, no podemos sentarnos en las sillas de bambú originales de los bares y no podemos beber en vasos vintage, con el uso se estropean. Y lejos quedan los años de OMG y Orchids of Hawaii, así que alguien tiene que producir y diseñar nuevos vasos.

Tiki Farm nace de esta necesidad. Holden Westland, el tipo detrás de la empresa, tenía un portal de e-commerce, ebachelorpad.com, donde vendían lo que vendríamos a denominar cosas guays. Su apartado Tiki Lounge era el de más éxito del sitio, pero en general la oferta que había en el mundo de los coleccionables y vasos tiki no era muy satisfactoria. O eran productos vintage carísimos o eran nuevos pero muy cutres. Así que decidió producir los vasos que a él le gustaría tener, ya que el mismo era coleccionista.

La clave de su éxito está, en gran parte, en sus colaboradores. Los mejores artistas de la escena tiki-lowbrow, como Shag, Von Franco, Derek Yaniger o Crazy Al diseñan mugs para Tiki Farm, lo que garantiza un éxito de ventas hacia los fans de los artistas y también por la calidad del diseño y la producción de las piezas.

Otro dato interesante es que las ediciones suelen ser limitadas, aunque las cantidades que producen sean bastante grandes. Eso añade el factor coleccionismo, ya que cada pieza, aunque no sea un vaso vintage de los 60, adquiere un cierto carácter de objeto especial, no como los vasos producidos en masa que podemos encontrar en otros sitios. Y los precios no son caros, siempre y cuando hagamos nuestra compra mientras no se haya agotado la pieza en cuestión. Nosotros, por ejemplo, adquirimos una de las últimas copias de la reedición del Suffering Bastard decanter de Trader Vic, como el de la fotito de la izquierda, y le tenemos mucho cariño (de ahí el nombre de este blog). También tenemos la colección de Shag del 40 aniversario de la Pantera Rosa, la colección Artist Series Tiki Mug 4 Pack y recientemente adquirimos el juego de sal y pimienta de Shag que veis en la foto.



Y es que en estas semanas están lanzando un montón de novedades, así que estad atentos a su web porque tienen cosas muy chulas. El único problema es que la cerámica pesa lo suyo, entonces los gastos de envío encarecen bastante el precio final. Pero bueno, un capricho de vez en cuando nos lo podemos permitir todos, que en algo hay que gastarse el dinero.

Aloha,

Mr.I.