lunes, 10 de noviembre de 2008

Tiki Trip a Londres 2. Episodio 2: Sugar Cane

Buenas noches, amigos de lo polinésico.

Preparando nuestro viajecico a Londres (ya hace un montón), nos pusimos a investigar si había alguna novedad respecto a nuestro anterior viaje. Y mira por dónde, nos encontramos con un nuevo bar llamado SugarCane.


SugarCane abrió a finales del 2007, con el diseño del local de nuevo a cargo de CheekyTiki. Simplemente llegar al bar ya da buen rollo, por varios motivos. De entrada, se ubica en un lugar remoto al turista ocasional como es Clapham Junction, pero que está sólo a cinco minutos de Victoria Station. Salimos de la estación de tren en Lavender Hill, caminamos cinco minutos hacia la izquierda y ya estamos.

La entrada es bastante espectacular para lo que es el entorno, incluyendo los dos tikis que flanquean la entrada y la inusual en estos días entrada en A-frame. El interior, diseñado una vez más por Cheekytiki, comprende una única sala muy amplia, a destacar la parte izquierda con una serie de tiki huts con mesas grandes, una de las cuales pasamos a ocupar Lady Eve y un servidor, y el Sunset Lounge a la derecha.


Llegamos sin cenar, porque en SugarCane también se come. Un amiguete nuestro se habría quedado en el Wimpy que pilla de camino, pero nosotros íbamos con rumbo fijo. Consultamos la carta que, para nuestra sorpresa, es muy mediterránea, con algunas propuestas bastante inusuales (Sugarcane Tasting plate: Grillez chorizo olives hummus goats cheese and bread). Pedimos sendas hamburguesas con una ensalada aliñada con un aceite solamente equiparable al que mi tío Antonio hace traer del pueblo de origen de mi familia, allá en el sur. Estaba todo buenísimo, la verdad, sobretodo estando en Inglaterra.


Y bueno, llegó la hora de los cócteles! Después de mirar y remirar la carta, Lady Eve se decició por un Pele's (Vodka, rum & passion fruit,served aflame), pero yo tenía mis problemas. En la carta tienen una selección de los habituales Mai Tais, Planter's, Piña Coladas y Zombies, pero también tienen un ampliio surtido de cócteles propios. Hablé con el bartender para que me recomendase algo, y su elección fue el Pacific Island Iced Tea, mezcla de cuatro rones diferentes y Midori, un licor de melón que, permítanme la expresión, es una mariconada, acabado con ginger beer. Como no todos los días tiene uno la oportunidad de tomarse un cóctel verde, le hice caso.


El Pele's de Lady Eve es, como veis en la foto, espectacular. Cuando leí en la carta passion fruit daba por hecho que era sirope, zumo, o como mucho, pulpa de maracuyá. Pero cuál fue mi sorpresa al ver que el tipo cortaba un maracuyá por la mitad, vertía la pulpa y luego aprovechaba la cáscara para meterle fuego y dejarnos con la boca abierta. Mi cóctel no era una cosa del otro mundo, pero estaba bastante bueno. Para mi gusto le faltaba algún ron con más cuerpo, de Jamaica o Demerara, pero bien.

En fin, chicos y chicas, si tenéis varios días en Londres y ya habéis visitado Trader Vic's, Mahiki y Trailer Happiness, no os lo perdáis, pero tampoco dejéis de visitar ninguno de los anteriores por SugarCane. Resumiendo mucho mucho y siendo muy plano, SugarCane está bien pero los hay mejores en la ciudad.

Aloha,

Mr. I.