lunes, 18 de febrero de 2008

Licor de nueces de Macadamia

Aloha!

Esto no puede ser, ya hace cinco entradas que no hablamos de cócteles. Nos estaremos rehabilitando? Como dice la Winehouse, no,no,no!

Hace un par de meses, arrebuscando en TikiCentral, leí sobre un cóctel a base de licor de nueces de Macadamia. Um, eso tiene buena pinta, pensé. Investigando un poco me di cuenta de que el licor que pedía la receta es uno de Trader Vic's que no iba a ser fácil de conseguir. Por aquí encontré el sirope de nueces de Macadamia de Monin, pero vamos, que no es lo mismo. Aparentemente el licor de TV's es fuerte, y el sirope es sin alcohol.

Y bien, qué hacemos en nuestro Tiki Lounge cuando no encontramos un ingrediente? Nos lo hacemos nosotros, eso es. Encontré una receta en esta web tan interesante como terrorífica (un día tengo que investigarla más a fondo). Bueno, os explico un poco el proceso. Necesitáis:

- 200 g de nueces de Macadamia crudas (no fritas!)
- 1 botella de alcohol blanco. Yo usé ron, pero también podéis usar vodka u otro licor blanco de 40º. Pensad que el sabor no va a influir mucho, ya que el resto de los ingredientes son muy aromáticos y van a pasar por encima del sabor del licor.
- 180 ml de miel

Tostáis las nueces en el horno. 6 minutos a 160-180ºC serán suficientes para conseguir un bonito color dorado. Que no se os quemen. Cuando enfríen, las machacáis. No demasiado, ya que al ser muy oleosas, si os pasáis obtendréis un puré que luego os complicará la vida a un nivel que no os imagináis. Y entonces las ponéis con el ron, vodka o lo que os guste en un recipiente de vidrio que os deje agitar bien, de una capacidad de 1,5 litros o así.

Y a esperar un mes, agitando bien cada día. Al abrir, el olor os va a tirar para atrás, ya os lo aviso. Colar bien con una muselina, varias veces, hasta que eliminéis la mayor parte de posos. Cuando os canséis de colar, añadid la miel y listos.

Como estas nueces son muy grasas, siempre nos quedará algo de grasa flotando y también posos en el culo del vaso, pero no os preocupéis, agitad y listo.

Mañana os paso una receta muy rica para que lo pongáis en marcha.

Aloha,

Mr. I.