martes, 14 de septiembre de 2010

Tiki bar Summer School: La Luau


Al final del tercer día celebramos nuestra Luau de graduación. Llevamos los trastos hasta el puerto de Sant Antoni, y viene a recogernos un barco que nos llevó a Cala Comte, donde nos asentamos. Lo cierto es que ver a una veintena de personas cargadas hasta arriba y con una amplia gama de estampados debería resultar algo chocante para los bañistas locales, pero a nadie parece importarle.



El suministro alcohólico funciona de la siguiente manera: Jeff prepara un ponche basado en la receta del Castaway que repartimos en nuestras cocteleras (todos llevábamos nuestro kit de barman de emergencia a punto). Entonces llevamos a cabo el ejercicio mágico del agitado simultáneo. Todos a una, enfriamos nuestras bebidas para empezar la fiesta.



Un par de servicios después llega el turno del Dr.Funk acompañando a la cena, consistente en unos increíbles bocadillos de carne asada en pan de centeno. El tercer ponche es el Suffering Bastard. Como no podía ser de otra forma, tuve el honor de ayudar a Jeff en la preparación de este último.



El sol se va poniendo y bueno, nosotros también estamos un poco puestos. Y como ocurre en estas ocasiones, el salvaje que todos llevamos dentro se despierta. Adoramos al fuego, bailamos danzas primitivas y bebemos la garrafa de la paz. Desde fuera igual parece una panda de borrachos jugando al Corro de la Patata alrededor de unas antorchas, pero nosotros estamos en otro mundo.


Finalmente llega el microbus que nos llevó de vuelta a la civilización, en cuyo interior caemos rendidos pero no sin ganas de continuar la fiesta. Pero sin el fuego y el mar no era lo mismo, así que nos vamos a dormir, que al día siguiente tenemos un examen.

1 comentario:

Edu C dijo...

Tienes toda la razón, parecéis una panda de borrachos, pero lo bien que lo habréis pasado...