martes, 8 de septiembre de 2009

Stylelab Magazine

Hombre! Hola!

Ya hacía unas cuantas semanas que no escribía por aquí... el verano me aplatana bastante, pero ya estamos de vuelta!

Aunque algo de actividad sí he tenido, no os penséis. Stylelab es una nueva revista de moda editada en Valencia por Metagrafic. Está a punto de publicarse el número 0, cuya temática principal es el estilo pin up, burlesque y vintage en general.


El artículo principal son unas fotos a la starlette Vinila Von Bismark, y algunos de los estilismos son en plan exotica/hawaiiana. Considerando esto, el editor, Javier, me pidió que escribiera un artículo sobre la historia del tiki, a lo que accedí diligentemente.

Podéis ver la revista completa aquí, pero si queréis leer el artículo, os recomiendo leer esta entrada, que tiene un cuerpo de texto adaptado para pantalla y os ahorráis algún retoque de estilo con el que no acabo de estar muy de acuerdo.

Mahalo nui loa,

Mr. I.

4 comentarios:

Paco dijo...

Joder tío! a este paso te vemos ya mismo en las revistas dominicales de los diarios.... y que no falte

jose dijo...

Enhorabuena por tu artículo, muy instructivo para los novatos como un servidor. Para elaborar la receta del Mai tai primero tengo que abastecer mi desnutrido mueble-bar. Estamos en ello.
Por otro lado, me he permitido crear un blog en pos de la cultura tiki y otros asuntos mas sui géneris, te invito a echar un vistazo.
Y por último me encanta la palabra brebaje =:-)

Mr. Ivan dijo...

Paco, espero que no se cumplan tus vaticinios, si el tiki empieza a aparecer en los magazines dominicales no sé yo...

Muchas gracias, Jose. El artículo pretende ser principalmente divulgativo, ya que no digo en él nada que no sea de dominio público. La idea es poner al día a los no iniciados sobre estas cosas.

Eché un vistazo a tu blog el otro día, me alegro mucho de que engrosemos la blogosfera tiki de este país. Estaré al tanto.

Mr. Ivan dijo...

Por cierto, el Mai Tai es un buen punto de partida para empezar a llenar tu bar. Un consejo: no seas tacaño y gástate los buenos duros en ron. Vale la pena, en serio.