sábado, 8 de diciembre de 2007

Orgeat Syrup #2

Hola amigos.

Hace unos meses publicaba una entrada sobre cómo hacer vuestro propio orgeat syrup casero, que siempre será mejor que el que podáis comprar.

Igualmente, aunque esta primera versión estaba muy buena, había algo que faltaba. Algunas recetas americanas que había encontrado por ahí pedían extracto de almendras, algo que yo no pude encontrar pero que intenté solucionar con Almendrina, que es algo que los yankis no tienen pero que es una leche de almendras muy rica. Pero cuál es el problema? Sencillo. La almendrina, o cualquier otra leche o crema de almendras, está hecha con almendra dulce. Pero el sabor característico a almendras del orgeat es de almendra amarga, que es con las que se hace el extracto de almendras. Entonces, una buena leche de almendras nos dará una buena base para el orgeat, pero acabaremos de matizar el sabor con extracto de almendras.En Londres compré un par de botellitas de extracto. En Barcelona fui incapaz de encontrarlo, pero en Madrid lo podéis conseguir en The American Store.

Otro ingrediente a poner en una cantidad muy pequeña pero que le da un toquecito es agua de rosas. Se utiliza mucho en repostería árabe, por tanto se puede encontrar es supermercadillos internacionales. Yo la encontré en Àrea Llatina, en la Via Laietana (ver entrada sobre sitios donde comprar).

Entonces, con estos nuevos ingredientes, revisemos la receta que os dimos en su día. Necesitaréis:

- 225 gr. de azúcar orgánica
- 250 ml de agua
- 3 cucharadas de Almendrina
- 2 cucharaditas de extracto de almendra
- 1/2 cucharada de agua de rosas
- 1/2 cucharada de agua de azahar
- 2 oz de ron blanco

Calentamos el agua y disolvemos la Almendrina. A fuego medio, añadimos el azúcar y el extracto de almendras. Lo dejamos reducir un cuarto de hora y lo apartamos, dejándolo enfriar. Una vez frío, añadimos el agua de rosas, el de azahar y el ron, para preservar. Ya casi está listo, lo guardamos en un bote ancho y a la nevera.

Cuando pasen unos días veréis cómo se ha separado en capas. Podríamos agitar antes de usar, pero seamos puliditos. Con una jeringa o un cuentagotas enorme, sacamos el sirope de debajo de la capa cremosa y lo metemos en una botella bonita. Y tendremos un orgeat mucho más rico, sabroso, y sobretodo natural que el que compramos en la tienda, realmente la diferencia vale la pena.

Mahalo,

Mr. I.

No hay comentarios: