martes, 25 de septiembre de 2007

House of Ming


Hola, amigos.

Llego a casa (medio pedo) directamente del Kahala y me encuentro el siguiente mensaje de nuestro lector Señor Castaway, no os podéis imaginar el bajón:

Todo parece indicar que House on Ming ha echado el cierre.
El viernes pasado me acerqué a tomar unas copillas y lo encontre cerrado a cal y canto.
El lunes intenté contactar telefónicamente sin resultado.
Esta tarde me acerqué por la tarde con la esperanza de encontrar el la puerta el cartelito de “CERRADO POR VACACIONES”, pero me encontré con lo peor que puede ocurrirle a un bar hawaiano clásico ¡RUIDO DE OBRAS EN EL INTERIOR!
Así que me temo lo peor.

Para mí era sin duda el bar más interesante de Madrid y me atrevería a decir que de España.
Totalmente diferenciado del clásico tiki bar hispanico (con sus omnipresentes cerámicas Pavon/Arte4) y directamente relacionado, sin embargo, con el fenómeno tiki americano.

Solo unas pistas de lo que se podía disfrutar allí hasta hace unos días:

-Musica hawaiana de forma ininterrumpida.
-Tapa cloth del suelo a techo.
-Increible indice de tikis por m2
-Combinados servidos en mugs vintage OMC personalizados.
-Camarero con chaquetilla
-Ausencia de TV
-Respecto a la calidad de las bebidas, bueno, su Bastardo Saffrin/Suffering Bastard, producía terribles retortijones antes de salir por la puerta (puedo jurarlo).
No puede decirse que no hiciera honor a su nombre…

¿Resiste la comparación con alguno de los bares que conoceis?

Para colmo de desdichas, en todos estos años nunca se me habia ocurrido hacer ni una sola foto y el pasado viernes iba con mi cámara el bolsillo, dispuesto a inmortalizarlo.

En fin…., R.I.P House of Ming.

Te echaremos de menos.


Gracias, Castaway, por ponernos al día. Efectivamente, el House of Ming era uno de los primeros restaurantes asiáticos, y seguro el primer bar tiki de España, desde 1965. Era el objetivo de nuestro próximo viaje a Madrid, ya que en el último viaje se nos pasó. Habíamos oído vagamente hablar de él, pero no teníamos muchos datos. Una vez averiguada su dirección (Paseo de la Castellana, 74) lo teníamos pendiente, pero vaya palo.

Hay la vaga esperanza de que lo estén reformando, pero eso, aparte de improbable, no se si sería mucho mejor.

Al parecer ya no estaba en su mejor momento, ni su bar (según el Señor Castaway) ni su restaurante, por el que al parecer te clavaban de manera considerable por la comida china de siempre. Pero mantenía ese espíritu añejo-cutre que tanto nos gusta. Los vasos pre-Pavón, la ausencia de tele y el alto índice tipsy (tikis per square yard) nos transmitía a la era dorada de los bares hawaianos, y al parecer ya no está más.

Señor Castaway, investiga qué va a pasar con todo el material que había ahí dentro, no dejemos que se pierda. Y muchas gracias por tu información.

Es una lástima.

Mr. I.

16 comentarios:

Señor Castaway dijo...

Ayer mismo, después del bajón inicial que me produjo ver las obras, el espíritu de coleccionista compulsivo se impuso y ya empecé a moverme para intentar rescatar lo que sea posible.

Adelanto que no tengo grandes esperanzas.
El asunto es muy, muy complicado.
Ya he intentado anteriormente “romper sus defensas” y he fracasado.

Si teneis interés, puedo contaros los resultados, que hasta ahora, ha tenido mi incansable lucha por aportar algo de luz a la historia este templo tiki madrileño.

Es que no me gustaría pecar de pesado...

Mr. Ivan dijo...

Pesado? En absoluto. La idea de este blog es, de alguna manera, establecer un poco de diálogo, así que siéntete libre de explicar lo que te parezca bien. Sobretodo si es por aclarar algo sobre el caso "House of Ming".

Por cierto, he googleado un poquito y he encontrado en los comentarios de otro blog que, definitivamente, ha cerrado. Lástima.

Señor Castaway dijo...

No hagas caso a esa pandilla de snobs.
Evidentemente está cerrado, pero aún conserva orgulloso su rotulo y no hay ningún indicio de que vaya a dedicarse a otra actividad.

Seguro que solo se trata de sacar el polvo al bambú y y remendar algún cojín(que falta le hacia) y pronto reabrirá sus puertas.

Evidentemente no consigo superar la fase de negación.

Señor Castaway dijo...

Bueno, pues como amenacé hace algunos días. voy a contaros lo que hasta ahora había podido esclarecer sobre la historia de House of Ming.

Existe un local en Madrid llamado “Muñeca China”. En sus tiempos tuvo la misma estructura que House Of Ming (restaurante oriental y bar hawaiano)
Hoy el bar esta cerrado, aunque todavía conserva los rótulos exteriores.
A pesar de esto, creo que el local sigue mereciendo una visita, para cualquier tiki aficionado.

En la parte izquierda de la entrada hay una barra, en la que entre plantas de plástico y licores infames languidecen varios mugs de OMC.
(FRACASO #1.-No he conseguido hacerme con ninguno y a dios pongo por testigo de que lo he intentado con todas mis fuerzas)

En la parte derecha, unas escaleras descienden hacia lo que fuera el bar.
Solo puede verse un invitador cartel y una profunda oscuridad.
(FRACASO #2 no he conseguido que me dejen echar ni siquiera un vistazo y a dios pongo que lo intentado, etc, etc)

Después de varias visitas, desplegar todos mis encantos y consumir grandes cantidades de tallarines, a lo más que podido llegar es a ablandar a las dos camareras los suficiente para que se sentaran conmigo y me contaran algunas historias.

Esto es lo que he podido recopilar.

“Muñeca China” es de los mismos propietarios que “House of Ming”
Se trata de una familia chino-americana que a mitad de los 60 intentaron exportar a España el entonces bollante negocio de la restauración exótica.
Esto que explicaría la diferenciación de House of Ming respecto al resto de hawaianos españoles y su parentesco con los bares americanos de la época por su carta, vasijas, decoración.

-Abrieron tres locales “House of Ming”, “Muñeca China” y un tercero que no he identificado.

-Porque que estaban forrados o al menos poco interesados en sus negocios españoles, estos quedaron abandonados a su suerte y son gestionados desde hace más de 20 años por los trabajadores (varias familias chinas), que también fueron “importadas” cuando se abrieron los restaurantes.
Esta sería la razón por que el local ha permanecido inalterado por el paso del tiempo del tiempo durante todos estos años, entrar en él era un autentico viaje en el tiempo.

Es algo así como esas historias de soldados japoneses abandonados en islas del pacifico que pasados 40 años no sabían que la guerra había terminado.
Esta gente, durante varias decadas, ha puesto cada noche los mismos discos de Martin Denny, servido los mismos cocktails en los mismos vasos, ajenos lo que sucedía en el resto del mundo.

-El bar de “Muñeca China” sufrió una inundación en los 80 y se encuentra cerrado desde entonces. Según la versión oficial, no sobrevivió nada de la decoración y en la actualidad se utiliza como almacén.
Sobre esta cuestión tengo serias dudas. Imagino que buena parte pasaría “House of Ming” (explicando su alto índice de tikis por m2),
Aún así el local era muy pequeño y con seguridad no pudo acoger a todos los “refugiados”, por lo que parece probable que buena parte del mobiliario y al menos varios tikis mohosos habiten todavía entre cajas de refrescos confiando en que algún día volverán a ver el sol.

Y hasta aquí he podido llegar.
Son terriblemente desconfiados y no hay forma humana de ir más allá.
Tampoco es extraña su postura. Supongo que debo parecerles un inspector de sanidad (a pesar de mis camisas floreadas) o alguna especie de maniaco peligroso (a causa de mis camisas floreadas).
En cualquier caso, alguien poco recomendable.

Hace unos días pasé por allí y seguía abierto con normalidad.

Aunque volveré a la carga proximamento, si estais dispuestos, unimos fuerzas e intentamos un asalto combinado en vuestro próximo tiki-tour madrileño.

Mr. Ivan dijo...

Brillante investigación! Seguro que han visto Magnum, ese gran detective con aloha shirts, y se han visto intimidados.

Es comprensible su actitud. Si están tan alienados como dices seguro que no entienden que un tipo se muestre tan interesados por esos trastos viejos.

Aunque volveré a la carga proximamente, si estais dispuestos, unimos fuerzas e intentamos un asalto combinado en vuestro próximo tiki-tour madrileño.

Eso queda pendiente, en nuestra próxima visita avisamos. Muñeca China, prepárate, que vamos para allá! Y de nuevo te felicito por tu constancia en las pesquisas.

"House of Ming" dijo...

Hola a todos, me encanta ver cómo habláis de House of Ming, es y seguirá siendo mi restaurante favorito. Siento deciros que no va a volver a abrir sus puertas, cerró definitivamente en Julio. Gracias a todos por vuestro interés. Un saludo

"House of Ming" dijo...

Hola a todos, me encanta ver cómo habláis de House of Ming, es y seguirá siendo mi restaurante favorito. Siento deciros que no va a volver a abrir sus puertas, cerró definitivamente en Julio. Gracias a todos por vuestro interés. Un saludo

Yolanda dijo...

Hola a todos, como veis House of Ming casi un año después sigue cerrado. Es agradable saber cómo la gente se sigue acordando de él y para muchos será siempre su restaurante favorito. Sr Castaway, en tu investigación ibas muy bien pero aún te falta saber ese tercer local que se fundó en España .... yo lo sé !!

Señor Castaway dijo...

Saludos Yolanda.

Efectivamente House of Ming sigue cerrado.
Tras la etapa de negación y una vez superada el resto de fases del duelo( ira, negociación y depresión) finalmente he llegado la última: la aceptación.

Lo importante ahora es mantener viva la memoria de este local y las personas que trabajaron en él y no solo por los recuerdos personales que cada uno podamos tener sino por su objetivo papel en la historia de los bares/restaurantes exóticos.

Cualquier información o material que puedas aportar, así como ideas que puedas tener al respecto serán más que bien recibidas.

Seguro que todos los lectores de esta pagina estarían muy agradecidos de cualquier aportación que puedas hacer, pero si tienes algún tipo de reserva respecto a la forma de darle difusión de los datos que posees, puedes tratarlo conmigo personalmente la dirección sr.castawayarrobayahoo.es.

Pero sobre todo, hagas lo hagas, ¡APIADATE DE NOSOTROS Y NO NOS TENGA EN ASCUAS!, ¿CUÁL ERA ESE TERCER RESTAURANTE?

Alias no disponible dijo...

Dios que triste.

Y me quedé sin saber si el camarero que preparaba los cócteles, y con gracia y presteza encendía la fuentecilla cuando entraba un cliente, usaba o no peluquín.

Anónimo dijo...

House of Ming, cuando estudiaba en Madrid y cogia el Bus 27 que pasaba por la puerta del restaurante me prometía que cuando tuviera dinero iria una noche a cenar allí.....Nunca pude volver a los Madriles después, ni visitar la residencia donde vivía porque ya no existe ni tampoco llegarme por la Escuela donde estudié que sigue estando en el mismo lugar. Y ahora que me estoy diciendo de ir con mi marido en cualquier hueco que tengamos resulta que lo han cerrado, ahora que puedo pagarme una cenita allí el restaurante que me guiñaba el ojo desde el 27 con sus letras de colores lo han cerrado.....No me lo puedo creer, el sitio de mis sueños estudiantiles clausurado y dormido en el tiempo.......

Anónimo dijo...

Hola soy Yolanda, pero olvidé mi contraseña ...
Pues sí, House of Ming cerró para siempre ... yo lo sigo añorando mucho, pero así es la vida!! Por cierto, el hombre del bar hawaiano que cada vez que entraba un cliente encendía la fuente no llevaba peluquín ni mucho menos.
Por cierto Sr Castaway, después de nuestra conversación telefónica me lo pensé muy mucho y decidí mantener el libro de firmas de House of Ming en el baúl de los recuerdos ...

Señor Castaway dijo...

Sorprendente que parezca haber más gente que se quedó sin visitar el lugar que personas que lo conocieron...

Yolanda, me temo que me confundes con otra persona.
No creo que nos conozcamos ni hayamos llegado a hablar.
Lo que no quita para que insista en que me gustaría tratar contigo algunas cuestiones relacionadas con el tema.
Te dejo de nuevo una dirección de correo por si quieres hacerlo: sr.castaway@yahoo.es

apc dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
apc dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
apc dijo...

HOUSE OF MING, MUÑECA CHINA Y BALI HAI